Axencia de colocación

Sotillos fai público o pregón que ía ler na Festa da Filloa de Muimenta

A organización da Festa da Filloa de Muimenta, que tiña como data de celebración o pasado venres 1 de maio e que non se puido facer pola normativa ante o coronavirus, promociona estes días o texto escrito polo pregoeiro designado para este ano, Alberto Sotillos.

Alberto Sotillos Villalobos é un político, sociólogo, consultor e especialista en comunicación política fillo do xornalista e expolítico Eduarto Sotillos (portavoz do goberno con Felipe González). Militante do PSM, Alberto Sotillos foi responsable de redes sociais da campaña a primarias do secretario xeral Tomás Gómez. Pertence ao corrente Socialismo Democrático, moi activa nas redes sociais.

Una filloa pendiente.

Este texto nunca debió ser leído más que por una persona.

Esa persona debía memorizarlo y a ser posible, en gallego. Era lo justo, lo correcto.  Su espacio no es este, no se tecleó para aparecer en una pantalla, encerrado, sino para disfrutar de una fiesta abierta, en la que el esfuerzo de cientos de vecinos hacen que la Filloa de Muimenta sea tanto como merece.

Ahora más que nunca se notan las diferencias importantes, las distancias, lo que perdemos. Claro que pensamos en la familia, claro que no tenemos más remedio que acordarnos del trabajo, pero en la ecuación faltan piezas importantes.

Compartir tiempo juntos. Esa era la ideal central de un pregón que no podré dar hoy, pero que espero me reserven para más adelante y así no perder el honor de poder ser parte de A Festa da Filloa de Muimenta. Poner voz a la dedicación diaria que conlleva, a la apetitosa acumulación de filloas y al compromiso de tantos por mantener viva una tradición tan esencial es un regalo que espero poder compartir lo antes posible con todos ellos.

Vamos a necesitar más que nunca recuperar estos momentos, para volver a sentirnos juntos. Para volver a saber que el paladar no reconoce distancias, sino que se deleita con los sabores. Fácil, si hablamos de filloas.

Estar uno al lado del otro, para mejorar al resto. Es algo que ya sabíamos hacer mucho antes de que una pandemia nos pusiera a prueba y es precisamente lo que nos está robando en estos días así que no cejemos en el empeño de recuperar lo que es nuestro, lo que nos hace ser como somos.

Me pidieron brevedad para el pregón, y voy a respetarlo incluso por escrito.

Celebremos la fiesta, compartamos nuestra comida, bailemos la música que suene y no olvidemos que dentro de poco estaremos rebosantes de felicidad… y de filloas.

Yo, el primero.

Etiquetas